3,183
ARTÍCULOS
+1,100,000
DESCARGAS
50
LIBROS

Artículos destacados

La Historia De Nick

Libro Almanaque 2010

Muchas veces nuestras dificultades nos parecen imposibles de superar. Sin embargo de pronto encontramos personas que son un verdadero ejemplo. Este es el caso de Nick Vujicic. Él es un muchacho australiano que nació sin brazos ni piernas, algo que podría haberlo desanimado al punto de quedarse en su casa, escondido por el resto de su vida. Pero decidió luchar y ha logrado demostrar que con valentía perseverancia se logra hacer lo que muchos dirían que es imposible.

Nick ha viajado a muchos países para dar conferencias y motivar a las personas para que luchen por lo que quieren y no se den por vencidas. Este joven dice que lo que más importante para él ha sido vencer el miedo, porque el miedo nos paraliza. Él es un vivo ejemplo de que no importa cómo sea nuestra apariencia, o qué tan grandes sean nuestras limitaciones, lo importante es lo que tenemos en nuestro interior y no perder la fe.

Él es quien nos cuenta su historia:

"...Nací sin brazos ni piernas. Mis padres fueron cristianos toda su vida. Y luego yo nací y vine a probar verdaderamente su fe.

¿Saben cómo las mamás siempre están ansiosas por abrazar a sus bebés recién nacidos? Pero cuando a mí me pusieron al lado de mi mamá, adivinen lo que dijo: ¡Llévenselo!

Si Dios amaba a mis padres... ¿cómo dejó que algo tan malo les sucediera a ellos?

Yo pensaba: ¿por qué a mí? Iba a las tiendas y le decía a Dios: -¡Aquella persona parece más capaz de sobrellevar algo como esto, no yo! ¡Yo no puedo!- Se hacía demasiado duro algunas veces. De verdad, quería terminar con mi vida...

Me quedé asombrado al leer el versículo de la Biblia que dice: Dios te hizo a su imagen y semejanza... Le dije: -¡Dios!

¿Por qué me hiciste a mí así?- Y estuve furioso con Dios y le dije: -¡Pruébame que me creaste y que me amas!-

¿Por qué Dios permite los problemas, las luchas, el sufrimiento? ¡Tal vez para que pueda darnos su fortaleza! Para llevarnos más cerca de Él y crecer con Él.

Quiero decirte que hay una razón por la cual Dios tal vez no ha contestado tus oraciones. No te ha rescatado aún del sufrimiento porque está fortaleciendo tu corazón. a alegría está en saber que no importa lo que pase, Dios está contigo y nunca te abandonará.

¡Mira la cruz de Cristo! Mira cómo su brazo derecho está clavado a la cruz. Yo no tengo un brazo derecho para estar clavado a la cruz. Mira su brazo izquierdo y lo verás clavado a la cruz. Luego miras sus piernas extendidas y las ves clavadas a la cruz. No tengo unas piernas para ser clavadas a la cruz.

La forma en que Dios me hizo no me permite estar clavado a la cruz como Jesucristo. Jesús está en la cruz, crucificado por mí. Yo soy solamente una parte de su cuerpo dispuesto a ir por el mundo a anunciar el evangelio como nunca nadie lo ha imaginado.

Hay momentos en tu vida en que vendrán tormentas a tu camino y tal vez no tengas el control. Y tal vez Él no va a detener la tormenta. Pero Él te va a abrazar y te va a mantener cobijado hasta que pase la tormenta...".

Si desea descargar este artículo, haga click aquí.