0
Artículos Varios

Mensajes en las estrellas

By octubre 9, 2019enero 22nd, 2020No Comments

Mensajes en las estrellas

 

Del Libro Almanaque Escuela Para Todos 2017


 

 

En varios relatos antiguos se habla de la ciudad de Babilonia, que estaba a unos mil kilómetros al Este de Jerusalén. Babilonia llegó a ser la capital de un gran imperio. En aquellos lejanos tiempos solo algunas personas al servicio de los reyes de Babilonia sabían leer y escribir. Escribían con tallos de caña sobre tablitas de barro que después horneaban o dejaban secar al sol.

Así era la escritura de los babilonios.

En algunas de esas tablitas de barro que se han encontrado en la región de Babilonia se dice que el cielo está hecho de jaspe, una piedra muy hermosa que se puede pulir. Se parece al mármol, y en Babilonia se hacían con ella joyas y otros objetos de mucho valor. En las tablitas dice que las estrellas son mensajes que escribe un dios llamado Murdok en el cielo de jaspe. Según esas tablitas, los mensajes dicen lo que podía sucederle al rey de Babilonia, a sus ejércitos, a las cosechas, al pueblo babilonio y a sus enemigos.

Para saber lo que decían los mensajes, algunas personas al servicio del rey, trabajaban en su palacio, se dedicaban a observar el cielo. Como parte de su trabajo, esas personas anotaban cada día la posición y el recorrido en el cielo de la Luna, el Sol, las estrellas y los planetas. Pero además de apuntar la posición de los astros, escribían lo que estaba sucediéndole en esos días al rey, a sus colaboradores y a los ejércitos, así como otras cosas importantes que sucedían en Babilonia. Durante cientos de años, muchas generaciones de sabios y estudiosos acumularon miles de observaciones. Le prestaban una atención especial a la posición de los astros cuando ocurría una gran desgracia.

Para adivinar lo que iba a suceder en el futuro, estudiaban miles de tablitas. En esas tablitas, otros estudiosos habían escrito sobre la posición de los astros y sobre lo que había sucedido en el pasado. Como las posiciones de los astros se repiten cada cierto tiempo, los sabios buscaban predecir el futuro relacionando esas posiciones de los astros con lo que había pasado antes.

Los babilonios creían que estudiando los astros del cielo se podía saber lo que iba a suceder en el futuro.

Por ejemplo, en una tablita se habla de un eclipse de Luna en el mes de Abu, que para los babilonios era aproximadamente entre julio y agosto:

Si ocurre un eclipse de Luna en el mes de Abu, y ese eclipse no se ve completo porque comienza al atardecer, cuando aún no ha salido la Luna, o termina al amanecer, cuando ya se ocultó, esta es la decisión de los dioses para el rey: habrá una rebelión, y habrá una batalla. Los hombres se matarán en la batalla.

Al estudiar muchas tablitas, los sabios habían visto que a menudo, cuando ocurría un eclipse de ese tipo en el mes de Abu, se habían producido rebeliones y guerras. Los reyes confiaban en las predicciones de esos sabios para saber si a Babilonia la amenazaba algún peligro.

Con el paso del tiempo, esos mensajes del cielo también comenzaron a usarse en Babilonia para adivinar el futuro de las personas. Se apuntaba la fecha y la hora del nacimiento y se consultaba la posición de los astros en ese momento. A veces, los que estudiaban el cielo tenían que calcular la posición de los astros aunque no los estuvieran viendo, porque muchos niños nacen de día, cuando no se ven las estrellas. Para saber dónde estaban los astros de día a veces había que hacer cálculos matemáticos.

Para ayudarse a calcular la posición de los planetas, los sabios babilonios inventaron el zodíaco. El zodíaco es una división del cielo en doce partes iguales y se usa tanto en la astrología como en la astronomía. La palabra “zodíaco” viene del idioma griego y significa “círculo de animales”.

Así nació lo que conocemos hoy en día como “horóscopo”. Esta palabra viene del idioma griego, y quiere decir “que observa la hora del nacimiento”. Muchas personas usan los horóscopos para tratar de adivinar qué sucederá en su vida.

A esa forma de adivinar el futuro por medio de la posición de los astros se la llama astrología. La astrología nació en la región de Babilonia. Pero tratando de adivinar el futuro, los babilonios también le dieron nacimiento a una verdadera ciencia, la astronomía. La astronomía es la ciencia que se ocupa del estudio de los astros del universo, como las estrellas, el Sol, la Luna y los planetas.

Hoy en día los científicos dicen que la astrología no es una ciencia. Dicen que algunos de los datos que usa son científicos, pero que las adivinaciones sobre el futuro de las personas no son ciertas. Pero la astrología y la astronomía nacieron del mismo interés por entender el mundo, predecir el futuro y hacerlo más seguro para los seres humanos.


 Ver texto original del libro: 

 

 

 

Comunicado de la Administración
En nuestro país las fronteras están cerradas debido a la pandemia, por lo que el servicio postal internacional está suspendido. Los envíos de los libros impresos quedarán en espera hasta que se restablezca el servicio. Gracias
X